Proyecto CIGMA y su aporte para el mercado interno de gas por Diego J. González C.

El Proyecto CIGMA tiene sus antecedentes en el Proyecto Cristóbal Colón (PCC).

El proyecto Cristóbal Colón estaba pensado como un proyecto verticalmente integrado, incluyendo la explotación y producción del gas natural, su procesamiento en un complejo de licuefacción (LNG), el transporte marítimo para transportarlo como LNG, y su acceso a los mercados a través de terminales de regasificación en los respectivos países. Su comercialización estaba dirigida a los mercados de Estados Unidos de América y Europa. El PCC fue reemplazado por el Gran Mariscal Ayacucho (CIGMA), en la población de Güiria, a donde llegaría todo el gas proveniente del antiguo Cristóbal Colón y el de la Plataforma Deltana.

La producción de gas del proyecto provendría de los campos Mejillones, Patao, Dragón y Río Caribe, costa afuera, al norte del Estado Sucre (ver Figura No.1).

El proyecto PCC se desarrollaría con la participación de Shell (30%), la que aportaría la tecnología, Exxon (29%) quien sería el operador, y Mitsubishi (8%) el que financiaría el proyecto. Esta asociación fue aprobada en 1993 por el congreso nacional. Lagoven, el descubridor de los campos en búsqueda de petróleo, en nombre de PDVSA se había reservado 33% de las acciones en la empresa mixta que se formaría. Luego, El congreso nacional otorgó la autorización para la celebración del convenio de asociación del proyecto, en 1994, dando lugar a la formación de la empresa mixta “Sucre-Gas, S.A”. Esta asociación se canceló en el 2004, sustituida por la nueva empresa PDVSA Gas, que la llamó “Proyecto Mariscal Sucre”.

El PCC fue reemplazado por el Gran Mariscal Ayacucho (CIGMA), en la población de Güiria, adonde llegaría todo el gas proveniente del antiguo Cristóbal Colon y el de la Plataforma Deltana.

El CIGMA en su diseño original, constaría de plantas de licuefacción, industrialización y petroquímica, y hasta facilitaría el procesamiento de los crudos de la faja petrolífera del Orinoco. Se estimaba invertir en el 13.000 millones de dólares.
El CIGMA, acorde con cifras oficiales, iba a ocupar una extensión de 6.300 hectáreas en tierra firme y aproximadamente 11.000 hectáreas mar adentro. Más detalles en la Figura No.1.

Al área del Proyecto CIGMA también iba a llegar el gas natural proveniente de la Plataforma Deltana como parte del complejo industrial “Gran Mariscal de Ayacucho”, ubicado en Güiria. Más detalles en la Figura No.2.

Posteriormente se desarrolló el proyecto de la Planta de Acondicionamiento de Gas para el Mercado Interno (PAGMI).

Las reservas probadas totales oficiales de gas natural de Venezuela para el año 2016 eran de 202,7 tcf (1012 o billones de pies cúbicos), de las cuales apenas 39,3 tcf estaban desarrolladas (El 19,4%), el resto, el 80,6% no están desarrolladas (ND), es decir, no tienen la infraestructura de pozos, plantas de compresión y gasoductos para ser producidas; en esta categoría ND están las reservas de gas relacionadas con el Proyecto Mariscal de Ayacucho. Más detalles en el Cuadro No. 1.

PDVSA, en su informe de gestión 2016 habla sobre el estado del proyecto Mariscal de Ayacucho: (…) Incorporar al mercado interno el gas proveniente de los desarrollos costa afuera en el oriente del país, desarrollar el 70% de las reservas de gas no asociado y líquidos condensados de los campos Dragón, Patao, Mejillones y Río Caribe, para producir 1.250 MMPCD y 28 MBD de condensado.

En este proyecto se tiene planificada la perforación de 34 pozos, la instalación de dos plataformas de producción, así como de los sistemas de producción submarinos, líneas de recolección y sistema de exportación, incluyendo la construcción de 563 km de tuberías. Actualmente se está ejecutando el Esquema de Producción Acelerada (EPA), con un avance de 90,72 %, en el cual el aporte de gas será proveniente de la producción de cuatro de los pozos del campo Dragón, asociados a una infraestructura que permitirá el aporte al mercado interno de 300 MMPCD, cuyo propósito es cumplir a corto plazo con el compromiso de impulsar el desarrollo sustentable en el ámbito social, Pero esos recursos de gas natural no asociados continúan sin ser desarrollados. Y pensar que el Cristóbal Colon se planteó mucho antes del desarrollo gasífero de Trinidad- Tobago, y hoy esa isla tiene uno de los desarrollos petroquímicos más importantes del hemisferio, y es exportador neto de gas licuado (LNG).

Más recientemente, la estatal PDVSA firmó un acuerdo con la rusa Rosneft, para desarrollar los 4 campos del antiguo Cristóbal Colon. El acuerdo no lo dice, pero está establecido en la Ley Orgánica de Hidrocarburos Gaseosos (LOHG), que cualquier desarrollo gasífero debe estar orientado primeramente a atender el mercado interno (Exposición de motivos de la LOHG). Con respecto a los requerimientos del mercado interno venezolano, PDVSA ha estimado que se requerirán unos 19.450 MMpc/d, de los cuales 3.736 MMpc/d serían para el sector eléctrico, incluyendo una expansión de 8400 MW de generación térmica.

Con respecto a los proyectos actuales, la planta termoeléctrica Juan Manuel Valdez, así como la planta PAGMI, ambos ubicados en Güiria, el ministerio de petróleo informo a comienzos del año 2017 que tenían un avance físico de más del 90%. La nota del viceministro de gas, Douglas Sosa informa que: (…) Con estas inspecciones se pudo constatar que estas instalaciones de acondicionamiento de gas para el mercado interno y generación eléctrica, presentan un avance físico de un 86,98 % y un 93,90% respectivamente y su culminación está estimada para este año. La planta termoeléctrica consumirá 100 millones de pies cúbicos estándar por día (MMPCED) de gas, a objeto de garantizar el funcionamiento de las dos turbinas a gas, de 175 MW cada una, que producirán 350 MW y generará 350 megavatios, destinados a suministrar potencia eléctrica confiable y segura al Complejo Industrial Gran Mariscal de Ayacucho (CIGMA), eje Delta Caribe Oriental y desarrollos costa afuera que adelanta Petróleos de Venezuela, S.A (PDVSA). Además aportará energía al Sistema Eléctrico Nacional (SEN), a través de la línea eléctrica doble terna de 230 kV Güiria – Casanay que adelanta CORPOELEC, aumentando la confiabilidad del suministro de energía eléctrica en los estados Sucre, Anzoátegui, Nueva Esparta y Monagas, a fin de promover el desarrollo industrial y mejorar la calidad de vida de la población. Por otra parte, la Planta de Acondicionamiento para el Mercado Interno (PAGMI), tendrá una capacidad instalada inicialmente de 300 millones de pies cúbicos estándar día (MMPCED) donde se procesará el gas proveniente de los campos costa afuera del Proyecto Mariscal Sucre, que será transportado a través de la tubería Sinorgas y beneficiará en una primera instancia a las grandes instalaciones eléctricas aledañas.

La declaración oficial termina diciendo que el gas para el proyecto provendrá del Proyecto Mariscal Sucre, que tendrá que esperar el desarrollo que hagan los rusos.

La otra fuente sería el gas natural rico que se enviará de la Plataforma Deltana a Trinidad y Tobago, de donde provendría luego el gas metano de ese país para el mercado interno de Venezuela.

Related posts

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *